• ¿Están los profesionales de RRHH salvaguardando la ética en las organizaciones?

    Si bien las empresas tienen como finalidad primaria la generación de beneficio para garantizar su subsistencia, no por ser necesaria se puede considerar la rentabilidad como el único propósito de la empresa. Las empresas tienen un doble objetivo, además de lograr rentabilidad para sus accionistas, deben garantizar una operación ética y unas condiciones honorables para con todos sus grupos de interés. ¿Cómo se aplica este objetivo ético en las políticas de RRHH?

    Los profesionales que trabajamos en las diferentes áreas de RRHH, dentro de la evolución del alcance de RRHH de gestión de nóminas o “personas” a una aportación estratégica en la empresa, tenemos que involucrarnos y humanizar un área relegada a los filósofos, sociólogos, economistas, etc. pero directamente relacionada con el bienestar de la empresa y de las personas que forman parte de ella.

    A la luz de los continuos escándalos de mala praxis directiva, los síntomas de que las políticas de RRHH no están siendo diseñadas bajo premisas de la ética empresarial es un problema y un llamado a que la función de RRHH tome medidas de revertir esta situación y se plantee preguntas de calado en su aportación, ¿Cómo ayuda la ética y su instrumentación a que las políticas de RRHH garanticen justicia y equidad para todos los grupos de interés de la empresa? ¿Están basadas en parámetros éticos las políticas de RRHH de las empresas?

    A pesar de numerosas estudios, no se ha aclarado hasta qué punto se puede fomentar un contexto ético a través de sistemas de recompensa y procesos de toma de decisiones en los diferentes niveles de la organización. Los psicólogos organizacionales podemos incidir en la calidad ética de la conducta humana, si logramos incidir en la calidad ética de los procesos y políticas de las organizaciones.

    En la competitividad por el talento del mundo de hoy, las empresas requieren implementar políticas de RRHH que sean motivadoras y que procuren atraer y fidelizar a los directivos y a los empleados, basadas en un criterios de  justicia y equidad con el fin de satisfacer las necesidades de las organizaciones y de los empleados.

     “La ética es como el oxigeno, sólo te acuerdas de ella cuando falta”  Adela Cortina

    Verónica Fernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: